Aunque las pelucas oncológicas sintéticas no pueden resistir el calor, puedes darle a tu peluca sintética cuerpo y rizos usando las herramientas correctas, algo de paciencia y algo de práctica. Hemos desarrollado una guía paso a paso para crear rizos bonitos para tu peluca sintética.

Primero, querrás reunir las siguientes herramientas:

  • Soporte de peluca
  • Peine para pelucas
  • Una botella rociadora llena de agua limpia y fría
  • Spray para pelucas
  • Clips para el pelo con “cierres de carey” (y horquillas según el tipo de rodillos de espuma utilizados)
  • Rodillos de espuma para el pelo (no del tipo calentado)

Paso 1: Preparar y desenredar

Para empezar, querrás que tu peluca esté recién lavada y seca por completo. Algunos estilistas de pelucas recomiendan usar una espuma para pelucas después del lavado para crear volumen y ayudar a dar forma al cabello mientras se seca. Coloca tu peluca seca sobre un soporte para pelucas para ayudar a mantenerla en su lugar y permitirte ver toda la peluca mientras trabajas y así poder manipular fácilmente las hebras. Luego, cepilla la peluca completamente con un peine o cepillo para pelucas. Ten cuidado de quitar suavemente cualquier enredo mientras evitas estirar las fibras. Utiliza movimientos cortos comenzando en las puntas del cabello y subiendo hacia arriba. Evita cepillar demasiado cerca de la propia tapa de la peluca.

Paso 2: Divide el cabello, sujeta y rocía

Separa el cabello en cuatro secciones grandes y sujétalo con pinzas. Querrás una sección en la parte superior central, una en la parte posterior central, y luego una sección de los lados izquierdo y derecho de la peluca. Comenzando con la sección central superior del cabello, suelta el cabello de la pinza. Trabajarás con secciones separadas de unos 3 cm de cabello a la vez. Separa la primera sección del resto del cabello central superior. Rocía ligeramente la sección con agua fría desde la raíz hasta las puntas. Ten cuidado de no saturar el cabello, sólo humedécelo.

Paso 3: Enrrolla y repite

Coloca el rodillo en el extremo de la hebra y enrolla el pelo alrededor enrrollándolo con el rodillo hacia la base de la peluca. Sujeta el rodillo en su lugar una vez que el filamento esté completamente enrollado. Ten cuidado de no dejar que el clip o el pasador perforen la tapa de la peluca. Repite hasta que toda la peluca esté enrollada en rulos. Trabaja a tu manera desde la sección central superior de la peluca a los lados, y finalmente el centro trasero de la peluca. De esta manera, a medida que se enrrollan las hebras superiores, se irán quitando del camino para que las hebras que están debajo sean enrolladas.

Paso 4: Secar al aire y desenrollar

Cuando toda la peluca esté enrollada, deberás dejarla secar al aire hasta que el cabello ya no esté húmedo. Trabaja desde la parte inferior de la peluca hasta desenrollar los rizos en el orden inverso al de su colocación. Afloja los clips o pasadores que mantienen el rulo en su lugar y retíralos lentamente. Ten cuidado de no estirar el rizo durante este paso. Durante este paso, puedes rociar ligeramente las hebras con spray para pelucas a medida que las desenrollas para ayudar a fijar la forma.

Paso 5: Toques finales

Una vez que se haya desenrollado toda la peluca, puedes trabajar ligeramente con las puntas de los dedos para manipular los rizos y colocarlos donde desees. Sólo ten cuidado de no tirar demasiado de los rizos o se volverán a alisar. Puedes rociar ligeramente toda la peluca con spray para pelucas en este punto si lo deseas.

Acerca de los rodillos de espuma

Los rodillos de espuma vienen en varias formas y tamaños. El tipo de rodillos de espuma que elijas dependerá de cómo te gustaría que se vieran tus rizos. Los rodillos más grandes darán una onda suelta y ondulada y los rodillos más pequeños darán una apariencia más rizada y apretada. También puedes mezclar y combinar rodillos de diferentes tamaños para crear un estilo de rizos divertido y fluido.

La dirección en la que enrolles el cabello también tendrá un impacto en el tipo de look que consigas. Puedes experimentar con diferentes direcciones para ver qué apariencia le da. Por ejemplo, rodar el cabello hacia adentro con el rodillo vertical te dará rizos de bucles. Los rodillos en posición horizontal te darán rizos más llenos y suaves.

Algunos rodillos de espuma tienen clips ya adheridos que se fijan en su lugar y mantienen la forma del rizo mientras tu cabello se seca. Otros rodillos de espuma requerirán de una horquilla para mantener el cabello en su lugar alrededor del rodillo.

Compra pelucas rizadas

Por supuesto, si quieres que tu peluca permanezca perfectamente rizada sin esfuerzo, ¡date el gusto de comprar una nueva peluca rizada o una nueva peluca ondulada siguiendo nuestros consejos, la adquisición de una nueva peluca siempre es una opción divertida e infalible!