Cuando se trata de pelucas de pelo natural quieres que después de lavadas te queden lo mejor posible. Pero además sabes que tienes que lavarlas y cuidarlas bien, ya que en caso contrario podrías estropearlas y ya sabemos que no son precisamente baratas.

Así que en este post te vamos a explicar como lavar una peluca de pelo natural paso a paso para que quede fantástica y no se estropee en absoluto.

Para ayudarte con tu rutina de cuidado de tu pelucas , hemos resumido todo lo que debes y no debes hacer

¿Debo lavar mi peluca antes de usarla?

Acabas de comprar una peluca natural lista para usar  y decidir si lavarla antes de usarla es realmente una elección personal. Cada vez que se lava la peluca, se acorta su vida útil. No obstante algunas mujeres se sienten más cómodas poniéndose una peluca recién lavada. Otra opción es darle un enjuague rápido.

¿Cada cuanto tiempo debo lavar mi peluca de cabello natural?

Debes lavar una peluca de cabello humano aproximadamente cada 2 semanas. No obstante la frecuencia de lavado de tu peluca depende del uso que le des. Muchas mujeres lavan sus pelucas habitualmente una vez a la semana o cada 15 días,. No obstante si el cabello empieza a sentirse pegajoso o seco, puede ser el momento de lavarla.

Lo mismo ocurre si comienza a perder su rizo o volumen. Recuerda que el lavado de la peluca limitará su vida útil, por lo que no querrás lavarla demasiado. Si lleva un gorro de peluca debajo y te quitas la peluca antes de irte a la cama, puedes ayudar a reducir el número de veces que necesitas lavarla con champú y acondicionarla.

¿Cómo lavar una peluca de cabello natural?

Ahora que sabes con qué frecuencia debes lavarla, es el momento de averiguar cómo lavar una peluca de pelo humano para que quede perfecta y además tenga una vida útil larga.

  • Paso 1: Desenredado previo al lavado

    Empieza preparando la peluca. Para ello vamos a utilizar un peine de púas anchas o tus dedos para peinar suavemente cualquier enredo. Es mejor empezar a desenredar a tramos empezando desde las puntas. Una vez peinado y desenredado el tramo final, cogemos un tramo superior y repetimos. Vamos cogiendo tramos hasta llegar a las raíces.

  • Paso 2: Pon la peluca en remojo con el champú

    El siguiente paso consiste en mojar la peluca. Mezcla el champú en un recipiente con agua fría, pon la peluca del revés y sumérgela en el agua. Remueve suavemente sin frotar el pelo y deja la peluca en remojo durante 5 minutos.

Para obtener los mejores resultados, utiliza un champú clarificante que esté hecho especialmente para pelucas de cabello humano. Estos champús son lo suficientemente suaves como para no dañar el cabello y están diseñados especialmente para las necesidades de tu peluca. Algunas mujeres prefieren utilizar champús suaves para el cabello teñido.

  • Paso 3: Aclara la peluca con agua fría

    Para eliminar el champú, deja correr agua fría desde la base hasta la parte inferior del cabello. Una vez que hayas eliminado el champú y el agua salga limpia, utiliza una toalla para secar suavemente el cabello antes de aplicar el acondicionador. La peluca puede estar todavía húmeda, pero no quieres que esté empapada.

  • Paso 4: Aplica el acondicionador

    Ahora estás lista para acondicionar la peluca. Al igual que el champú, querrás utilizar un acondicionador hidratante específico para pelucas. Aplica una pequeña cantidad en la peluca, empezando por la parte inferior. Peina suavemente los mechones con los dedos, manteniendo el acondicionador alejado de la base de la peluca.

Puedes dejar que el acondicionador se asiente de uno a cinco minutos, pero sigue las instrucciones del envase. Una vez transcurrido el tiempo, deja correr el agua fría desde la parte superior de la peluca hasta las puntas de los mechones, asegurándote de eliminar todo el acondicionador antes de secarla.

  • Paso 5 : aplica aceite natural

Aplica una pequeña cantidad de aceite natural mientras el cabello está todavía húmedo.

  • Paso 6: Secado

    Has lavado y limpiado tu peluca natural, así que ahora sólo tienes que secarla. Utiliza una toalla para secarla ligeramente y luego déjala en un soporte para pelucas para que se seque al aire.

Evita utilizar el secador y cepillar el pelo hasta que la peluca esté completamente seca. Ahora ya puedes peinar tu peluca como lo harías normalmente.

¿Cómo alargar la vida de una peluca de pelo natural?

como alargar la vida de una peluca natural

Puedes prolongar la vida útil de la peluca manteniéndola en un soporte para pelucas cuando no la lleves y así evitas que se enrede. No la mojes con agua caliente o agua salada y utiliza peines adecuados para peinar tu peluca. Aunque dependiendo del estilo y la textura de tu peluca es mejor que no utilices rizadores o planchas.