mano agarrando un puñado de cabello. La tricotilomania es un trastorno que hace que nos arranquemos el cabello.